> Blog > Inicio de las Empresas de Alquiler de Vehiculos

Inicio de las Empresas de Alquiler de Vehiculos

Inicio de las Empresas de Alquiler de Vehiculos
historia tomada desde : http://obeliscoclassiccarclub.blogspot.com.co/2012/09/historia-de-las-empresas-de-alquiler-de.html

Alquilar un carro hace parte integral de los viajes de muchas personas, especialmente en los países más desarrollados, ya sea para un viaje de negocios o uno de vacaciones con la familia; pero…¿De dónde surgió este negocio? ¿Quién fue el primero en darse cuenta de la necesidad de suministrar el servicio de alquiler de automóviles? La historia de este enorme negocio va, naturalmente, entrelazada con el desarrollo del automóvil y su industria. Aunque los orígenes exactos de la primera empresa de alquiler se pierden en las brumas del pasado, muchos historiadores creen que la primera de estas empresas fue creada el 20 de agosto de 1916, cuando el empresario de bienes raíces, Josías Ellis "Joe" Saunders, de Omaha, Nebraska, en los Estados Unidos, puso en marcha el negocio de alquiler de carros con un anuncio clasificado a siete líneas en el periódico “Omaha World-Herald” anunciando "Automóviles de Alquiler".

Su flota se componía de un solo automóvil - un Ford Modelo T, que además era de propiedad de un hermano. En seis meses, Saunders, ya tenía 18 Fords Modelo T, parqueados en su negocio llamado “Ford Livery Company”, localizado en el # 317 Norte y la Calle 22, de la ciudad de Omaha, Nebraska. Recordemos que el Ford Modelo T fue el vehículo que Henry Ford fabricó para que las masas tuvieran acceso a los automóviles. La historia cuenta que Saunders alquilaba su Modelo T a los clientes y les cobraba diez centavos por milla recorrida; esto era posible calcularlo con la ayuda de un dispositivo contador de millas que en ese momento era algo ortodoxo y seguramente poco preciso y que hoy conocemos como odómetro. Dice la historia, que el primer carro alquilado por Saunders, fue a un agente viajero que quería impresionar a una muchacha que había invitado a cenar. Si existe algo de verdad en esta historia no lo puedo aseverar, lo cierto es que le añade un elemento humano muy atractivo para darle inicio a una maravillosa industria que mueve billones de dólares cada año, en todo el mundo.
Compartir